Ya no necesitamos sufrir con la cera caliente, ni estar rasurándonos día a día. Hoy existen tratamientos como la fotodepilación que ofrece resultados casi permanentes, sin dolor y por precios bastantes accesibles.

Esta tecnología ILP funciona a través de pulsaciones de luz disparadas por lámpara de xenón, a una distancia de 1 a 5 mm. de la piel. Esta luz es absorbida por la melanina de los vellos y la piel, convirtiéndose en calor (hasta 70ºC) y llegando a la raíz del vello para destruirlo.


Consúltanos por Whatsapp